100%

Ayer me terminé el 100% de Lego City Undercover. No es que sea una hazaña digna de los mejores jugones, como ya dije en su análisis es un juego bastante sencillo, pero no recuerdo la última vez que tuve paciencia para sacar todos los secretos de un juego. No se trata del número de horas, le he echado mas horas a muchos juegos, generalmente RPGs como Skyrim o Baldurs Gate, se trata de jugar a un juego simplemente por el placer de hacerlo.

 
Por que repetir niveles, explorar y visitar las misma zonas de una ciudad varias veces requiere dos cosas. La primera es paciencia, según vas desbloqueando cosas evidentemente quedan menos cosas por hacer y el ritmo de acciones va disminuyendo. La segunda es sin duda que te estés divirtiendo haciéndolo. Por que Wii U no tiene ningún sistema de logros que te incite a exprimir el juego para medirte tu pene virtual con el resto gracias a los gamertags, no hay lugar para el ego en terminarte el 100% de Lego City mas allá de poder compartir tu alegría en las redes sociales. Creo que no me he terminado al máximo porcentaje ningún juego de XBOX 360 ni de PS3 y no es por nada, simplemente es que muchas veces en la etapa del "completismo" la diversión del título suele disminuir y tu interés decae.

Esta es la recopensa por desbloquear el 100% del juego, modo gigante

Tampoco voy a negar la mayor, Wii U es mi consola "nueva" es la que mas me apetece enchufar por el mero hecho de que todavía me hace ilusión. Pero claro, la consola va escasa de juegos y Lego City era el único que tenía a mano ¿Quiere decir eso que me lo he reventado simplemente por que es el juego que tenía? rotundamente no, ahí tengo el Assassin Creed 3 abandonado tras 13 horas de tedio absoluto. Como ya he comentado el motivo mas determinante es sin duda que te estas divirtiendo desbloqueando secretos, pero esto unido a la falta de competencia me ha retrotraído a una época en la que si me solía reventar los juegos hasta el final. Una época en la que se daban varios factores que se han dado ahora, la ausencia de demasiados juegos (aunque por distintos motivos), la ausencia de incentivos estilo logros y juegos que seguían siendo divertidos tras completar la historia.

Estoy hablando de las generaciones 16/32/64 bits junto con las primeras consolas portátiles. Por aquel entonces todavía era un mozo sin ingresos, así que tenía pocos juegos propios que solían caer en cumpleaños y navidades, como todos vamos. Pero no puedo evitar pensar en juegos como Majora's Mask, Golden EYE, Mario 64, Yoshi's Island, Final Fantasy VII, Tekken 3, Wario Land... juegos que sin ningún tipo de incentivo artificial como los logros o trofeos conseguían que te reventaras hasta el último infame bite del título, simplemente por que el proceso de desbloqueo era divertido. Máscaras, estrellas, materias, trucos, personajes o 100 puntos por pantalla, cada juego tenía su detalle a completar que realmente te picaba a hacerlo.

La prueba gracias a Miiverse, como la captura de arriba
 
Ahora sin embargo me da la impresión de que pocas veces nos apetece volver a insistir en un juego tras completar la historia principal. Puede que si lo hagamos un poco, pero no dedicar mas horas al completismo que al juego en si, eso ya está en desuso (por supuesto hay excepciones, me se de uno que ha echado cientos de horas a Skyrim y no ha visto su final xD). Antes no es que te reventaras todos los juegos, pero si creo que era algo mucho mas habitual. El caso es que me ha gustado completar el 100% de Lego City y ojalá esta sensación se diera mas veces, por que ojalá todos los títulos que me gustan supieran mantener el nivel de interés y diversión tan alto tras la historia principal.

@FastETC

13 comentarios:

  1. En mi caso el problema suele venir de la falta de tiempo, principalmente. Antes, en los tiempos de SNES y N64, vivía yo feliz sin ninguna responsabilidad, preocupación ni quehacer más allá de salir con los amiguetes y estudiar "un poco". A día de hoy apenas dispongo de una hora al día para jugar, como mucho. Imagínate la ingente cantidad de días que podría llevarme completar el 100% de según qué juegos...


    Ainnsss, juventud, divino tesoro xD.

    ResponderEliminar
  2. El juego que más me ha hecho sentir esto hasta hoy es el Kirby Super Star Ultra de DS. Jugar por el simple placer de jugar, y disfrutar al máximo. Algo similar me pasa son Zelda, que me gusta sumergirme en su mundo sin ninguna meta en concreto.

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor de terminar un juego al 100% son las recompensas, y pues ahora con esto de los logros y trofeos digamos que estas recompensas se han perdido... ahora terminas un juego al 100% y te dan algo "intangible" un trofeo de platino que solo sirve para alardear, anteriormente no era así, casi siempre te daban una recompensa que cambiaba el juego al completo como un modo dios o algún ítem que modificaba el juego al completo, es una lastima que esto se haya perdido y que mejor forma de alardear la de antes que ni si quiera decías que pasaste el juego al 100% sino al 101%, 102% o 103% como DKC de Snes

    ResponderEliminar
  4. Me da un poco de rabia que los juegos den un porcentaje de compleción; al final sólo sirve para medirse las pollas, cosa que me aburre inmensamente. Lo mismo para los logros y toda la gente que va publicando a los cuatro vientos que tiene no sé cuántas centenas de millar de puntos en su gamertag de la 360. De hecho me gustaría poder desactivarlos mientras juego, no hacen más que distraerte del juego en sí.


    En fin, soy un puto viejo y las nuevas generaciones no son para mí...

    ResponderEliminar
  5. Hombre pero lo de los tantos por ciento no es de ahora precisamente, así que en eso no te vale la excusa de abuelo cebolleta XD.

    ResponderEliminar
  6. Qué tiempos aquellos con la NES y el Kirby's Adventure. Al terminarlo al 100% te daban el modo Extra, que era el mismo juego con la mitad de vida y sin poder grabar. Pues ahí me lo volví a terminar al 100% del tirón. Gran juego.


    Más tarde, en N64 llegaron las grandes partidas al Mario 64 y también al Banjo-Kazooie.
    Probablemente fueron los últimos juegos que terminé al 100%

    ResponderEliminar
  7. Pues, hablando de porcentajes, el único juego que me ha motivado a aumentar más y más el % ha sido Castlevania SotN. Bendito juego, cuatro partidas en la versión que viene en el Dracula X Chronicle, y aun busco huecos sin desvelar.

    ResponderEliminar
  8. Yo tampoco he sido nunca de pasarme un juego al 100% ni ahora que dispongo de menos tiempo, ni antaño cuando me pegaba las grandes viciadas, cuando un juego se acaba iba directo a la estantería o a venderlo para amortizar otra compra (manía que conservo) tampoco le hago el más mínimo caso a los trofeos ni nada de eso, como mucho cuando acaba un juego y no tenía más a lo que jugar lo empezaba de nuevo.

    ResponderEliminar
  9. Ya, me he expresado mal (aunque sigo pensando que es mucho más común ahora ver porcentajes), lo que es nuevo es lo de los logros y lo de ir acumulando puntos.

    Pero es verdad que me siento muy desplazado con las nuevas generaciones de consolas, traen muchas cosas que no me interesan o directamente me parecen mal, además de los logros y tal: juegos orientados mucho más a online que a un jugador, DLCs, interfaces chorras por las que tienes que pasar antes de jugar...



    A veces siento que los juegos de ahora ni siquiera me atraen, pero lo que pasa en realidad es que hace un trillón de años que no juego a nada "del momento" y he perdido la capacidad de ser hypeado. Encima cada vez me pasa con más frecuencia que me quiero comprar un juego y cuando veo que tiene DLCs lo tacho de la lista de posibles... y así sigo, comprándome casi exclusivamente juegos de Gamecube y PS2 en pleno 2013.


    Lo dicho, un puto viejo inadaptado a estos tiempos modernos, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. A pesar de que suscribo palabra por palabra lo que ha dicho Fast. Tienes toda la razón, no solo es la ausencia de tiempo... es el hecho de que el tiempo que tienes suele ser horas sueltas, con cansancio de por medio etc.
    De hecho precisamente por eso, los juegos que mas destrozo ultimamente son los portatiles, pues me permiten jugar mas horas "cuando no deberia". Vease ahora mismo en la cama a la una de la mañana...


    ...Juventud, divino tesoro...

    ResponderEliminar
  11. Muy buena la explicación, volver a la sensación de la época de los 16/32/64 bits, en parte era lo que tú dices, la falta de pasta, lo que llevaba a que se adquiriera un título para el cumpleaños y un par para Navidades, pero es cierto que aquellos juegos mantenían el interés, casi que te incitaban a rebentarlos, pero a pesar de eso yo pienso que es más por el primer motivo, prueba de ellos es la cantidad de gente que conocía que tenían la play pirata y se pasaban un juego tras otro sin exprimirlos, algo que yo siempre veía como desaprovechar el juego y que años después, gracias a que uno curra y tiene pasta, termina haciendo en mayor o menor medida.

    ResponderEliminar