Venga, vale, hasta luego.

Si me tuviera que echar cuentas de todos los juegos que me he terminado, probablemente me echaría a temblar, porque a ver quien es el listo que se acuerda de todos. Muchos años de vicio ya que, sin darte cuenta se te echan a la espalda y se entremezclan en la memoria (los malos) o se quedan grabados a fuego (los buenos). Pero si hay una lista infinitamente más grande que la de juegos terminados es, sin duda, la de los juegos abandonados a medias.


Ahora podría veniros con una crítica genérica al mercado de los videojuegos y sus problemas endémicos, o contaros la milonga de que los juegos ya no son como los de antes, y que enganchan menos, o cualquier historia parecida de las de generalizar a tope y quedarse tan pancho, pero la verdad es que me conozco a mi mismo y se perfectamente los motivos que me llevan a abandonar un juego. A veces es culpa suya, sobre todo cuando son cagarros infernales pero, otras veces, he de reconocer, que es completamente mi culpa. Y es que uno tiene sus manías y sus cosas, y cuando se te presentan, pues se acaba la diversión.


La maldita manía completista

Monos tramposos
En teoría, todos los objetos extras desperdigados por los niveles que ponen con mala leche los diseñadores de juegos tienen como objetivo ampliar la vida útil del juego. Ya sabéis, eso de "la campaña de mi juego dura 10 horas pero completarlo del todo te lleva unas 50", lo que quiere decir que han metido 40 horas de dar vueltas, coger objetos y repetir acciones, y encima presumen de ello. 

Pues bien, a mí este tipo de cosas me suelen provocar el efecto contrario, sobre todo cuando colocan muchos inaccesibles o descaradamente difíciles a principio del juego. Soy un tipo completista, y no me gusta pasar de nivel sin haber recogido TODO lo que hay que coger. Pero claro, sigo con la mentalidad de que estoy en el primer nivel, así que no espero pasarme más de media hora intentando coger un maldito cofre. Ya tendré tiempo de eternizarme en los niveles chungos, maldita sea. No me torturéis ahora.

¿Cuanto tiempo dices que llevabas sin salvar?

Know the feel br...sista?
Aquí yo creo que me vais a apoyar, porque creo que es un mal endémico del jugador, sobre todo si eres asiduo a los RPGs y similares. Mucha gente critica al autosave, pero lo cierto es que a mí me ha salvado de muchas. No hay nada más odioso que llevar varias horas de juego denso y profundo sin salvar, sin miedo a nada, como los onvres, y que de repente te maten o, peor aun, te pete el juego por motivos desconocidos. Que bueno, que si es la primera, pues es culpa tuya y ajo y agua, pero si es la segunda...así empiezan los odios a las compañías, a las desarrolladoras y los flames en internet. Seguro que al primero que protestó por el final de Mass Effect 3 le petó el juego justo antes de tomar la decisión.

El caso es que estar salvando constantemente (como me toca hacer ahora que me estoy jugando Baldur's Gate, por ejemplo) me parece mucho peor que el autosave cada vez que cruzas una zona importante o cada cierto tiempo. Nunca se sabe cuando un guardado automático puede salvarte el culo, y si no, siempre puedes no usarlo y ser el más hardcore del lugar. Muy bueno tiene que ser un juego para que lo vuelva a coger después de perder 6 o 7 horas de juego de forma injusta, y como ejemplo, ahí está mi liga mundial de Blood Bowl, que petó después de un domingo entero de touchdowns, lesiones y muertes élficas muy sangrientas.

Los clichés

Tales of refrito
Todos sabemos que, en estos lares, es mucho más común repetir algo y petarlo a base del éxito de otros que remangarse y tratar de hacer algo original. Y esto se puede extrapolar a cualquier aspecto: los géneros, las mecánicas jugables, las ambientaciones, y sobre todo las historias. Vamos pasando cada cierto tiempo por distintas modas que se repiten hasta que la fórmula se agota, pero mientras funciona llegan al mercado multitud de productos ávidos de petarlo y de llegar a las chorrocientas copias aprovechando el tirón. 

Lo que antes eran plataformas, pasaron a ser JRPGS, luego sandboxes, luego FPS bélicos y ahora, según parece, juegos de zombies. Y oye,que yo entiendo que un producto cojonudo te pueda inspirar y quieras hacer algo parecido, que muchas obras maestras han nacido de ideas de otros juegos que no acabaron de explotarlas del todo. Pero de ahí a pasar cientos de veces por lugares comunes y situaciones repetitivas no. Suelo apagar un juego en cuanto veo una sucesión sospechosa de clichés y elementos poco originales, sobre todo si el conjunto no es consistente y no compensa eso con otros aspectos. En resumen: di NO a las niñas mágicas amigas de la infancia que te curan, di NO a los marines hormonados y di NO a los zombies/infectados/sumadreenverso. Te ahorrarás tiempo y dinero.


El agobieeerl

Todo eso, y petao de quests.

No se si a los que jugásteis Fallout 3 os pasó esto que voy a relatar a continuación, pero es algo que siempre cuento cuando me preguntan que qué tal con el grandioso juego de Bethesda. Todo iba bien mientras estaba en la cámara, haciendo ese pseudo tutorial y aprendiendo a jugar en lo que suponía mi primera incursión en la franquicia. Todo bien, decía, hasta que llega el momento de salir al mundo exterior, y te topas con El Yermo en todo su esplendor. No es como esos juegos en los que la niebla te tapa las zonas lejanas y reduce la sensación de amplitud. Es todo lo contrario. Hasta ese momento no había visto un juego capaz de transmitirme su propia enormidad así, de sopetón, y lo cierto es que en el momento no me acabó de gustar. Me agobié. Uf, que montón de juego, me dije, y después de dar 4 vueltas y ayudar a la gente de Megatón, decidí que yo estaba hecho para cosas más pequeñas, y dejé a esta obra de arte en la estantería.

Ni que decir tiene que más adelante lo retomé, y ha sido de mis mejores experiencias en esto de los videojuegos. De hecho, poco a poco he ido venciendo este "agobio" que me producían los juegos más grandes y he aprendido a disfrutarlos, con calma, a sorbitos, como el alcohol bueno. ¿Que hay veinte ciudades más al cruzar esa ladera? Pues que vengan, que pienso investigar todos y cada uno de sus rincones. ¿Que la ventana de quests tiene un scroll que tardas un minuto en bajar? Perfecto, más cosas que hacer. Seguro que cada una de esas líneas me depara algo divertido.

Esa curva de aprendizaje buena

Aprende geografía, y ya si eso te diviertes otro día
Me gustan los juegos complejos, me gustan los juegos difíciles, e incluso me gustan los juegos que son, complejos y difíciles. Pero oye, comprende, señor desarrollador, que si me plantas un sistema complejo y profundo de juego, y no me ayudas un poquito a meterme, te acabe mandando a la mierda. No lo acabo de entender del todo: Podría entender que no me contaras cómo se juega si estuviéramos los dos, frente a frente, y se tratara de un juego de mesa, o algo así. Vale, me quieres ganar, quieres reafirmar tu autoestima pateando el culo a un noob. LO ENTIENDO. Pero joder, que yo no te he hecho nada, que no me ves sufrir, y que, dato importante, he comprado tu juego para divertirme. ¿Descansas bien por las noches sabiendo el daño que haces, maldito? Espero que no.

Muchas veces se minusvalora al tutorial, y yo creo que es una parte muy importante de cualquier juego, y más si es uno complejo. Que sea corto, ameno e instructivo me parece básico, aunque normalmente son todo lo contrario. A veces incluso tenemos que dar gracias de que existan, visto lo visto. Soltar al usuario dentro de una maraña de reglas y menús sin ningún tipo de ayuda debería ser motivo de escarnio público, y sin embargo se aprovechan de la naturaleza "cabezona" del jugón clásico, que prefiere que esto sea así porque, de esta forma, aprender a jugar tiene una especie de mérito. Pues oye, yo creo que el mérito está en avanzar en el juego en sí, pero me gustaría mucho que me contaras como va antes. Y si no lo vas a hacer, déjame algo de tiempo a que me acostumbre, no vayas con todo desde el principio, que lo mismo mando tu juego a paseo.

15 comentarios:

  1. A mi me agobian mucho la mayoría de JRPG porque su historia y sidequests me la sudan profundamente, ahora estoy jugando a Xenoblade y como no paren de mandarme a buscar tornillos y mariconadas lo voy a mandar un poco a la mierda.
    Me han dicho que va a merecer la pena, por eso estoy aguantando la cara de cartón del prota.


    La última captura es del infernal Europa Universalis? Un amigo me obligó a probarlo y casi echo la pota, menudo mareo para entender algo y encima todo en inglés.

    ResponderEliminar
  2. En los JRPG estamos en las mismas. Como no sean divertidos y con una historia así movida, me cansan al rato y los dejo aparcados. Con Xenoblade me pasó mezcla de los puntos 3 y 4, pero se que lo retomaré algún día,


    Y sí, la captura es de Europa Universalis, que yo no comprendo cómo la gente puede siquiera aprender a jugar sin mandarlo a la mierda xD

    ResponderEliminar
  3. Quitando el de completista que al contrario que a ti a mi me pica para hacérmelo creo que he sufrido cada uno de los males que reflejas aquí a la hora de terminar un juego. De todos modos te ha faltado un "no era lo que esperaba" y una foto en grande de Fast enfadado pagando por Assassin Creed 3 xD.

    ResponderEliminar
  4. Creo que todas las razones expuestas son válidas para abandonar un juego. Pero la que a mí más me molesta de todas son los glitches. Que no puedas seguir jugando por algún error de este tipo es lo más frustrante. Me pasó con el GTA IV y desde entonces el juego quedó empolvándose quien sabe hasta cuando.

    ResponderEliminar
  5. A mí del GTA IV lo que menos me gustó es que era menos absurdo y más realista, y eso es algo que una serie como GTA no se puede permitir. En el peor sentido. Viva el San Andreas con su jetpack, sus aviones, sus guerras de bandas, sus escenarios enormes para hacer el cabra y SIN "amigos" dándote por culo para que en vez de pegar tiros desde tu coche te vayas a jugar a los dardos o a ver un monólogo. Anda ya.

    ResponderEliminar
  6. Completismo: ya lo he dicho alguna vez, creo: antes, cuando tenía tiempo, me repasaba los juegos una y mil veces. Ahora que tengo menos, me dedico a pasármelos y punto.

    Pérdidas de tiempo por no guardar: pues no me ha pasado mucho. Me ha pasado más que guardaba cuando no debía, jaja. Me da igual si un juego tiene autosave o no, normalmente suelo cargar las partidas que he guardado manualmente. Eso sí, me parece una chorrada criticar al autosave. Si no te gusta, no lo uses nunca, y hala, ya tienes tu motivo para presumir y darte autopalmaditas en la espalda mientras llamas noobs a todos los que juegan más cómodamente.

    Los clichés: depende. Normalmente me dan igual, me importa más el juego que la historia. Pero bueno, hay cada RPG por ahí que da vergüenza en ese sentido (y ése es un género en el que sí hay que mirar la historia). Normalmente no vivo al día en cuanto a videojuegos, así que las modas me dan un poco igual.

    El agobie: sí. Esto me pasa mucho, y hay juegos con los que no me atrevo porque sé que me va a pasar eso. Aunque también pensaba, hace tiempo, que me pasaría con los GTA, y no fue el caso.

    Curvas de aprendizaje: no suelo tener problema con esto, aunque es verdad que no suelo jugar a juegos muy complejos como el Europa Universalis o los Total War. Los tutoriales me molestan, pero sólo porque muchas veces no se pueden saltar. Si ya has jugado a un juego y te conoces los controles, no tienes por qué repetir la misma tontería cada vez que empieces una partida.

    En cuanto a otros motivos para dejar un juego, pues depende del género y tal. Me viene a la cabeza que hace cosa de un año dejé el Tales of Phantasia a las pocas horas, porque la profusión de combates aleatorios cada 5 segundos me tocaba demasiado las gónadas.

    ResponderEliminar
  7. Ya os aviso que hacer todas las misiones secundarias en Xenoblade da para muchísimas horas, casi que es mejor centrarse en pasarse el juego primero, y luego si tienes ganas, hacer un "New Game +" para dedicarse a hacer todas las misiones secundarias y extras porque ya sabes a donde ir, mantienes la experiencia y puedes guardar armas/objetos de la partida anterior, porque hacerlo casi todo en la primera partida te llevará 120-140 horas como mínimo.

    ResponderEliminar
  8. Hombre, a mí mientras las quests sean interesantes, me da lo mismo. New Vegas me tuvo 160 horas dándole y Skyrim más de 200...Otro caso es que sean las clásicas: consigue 10 pelos de lobo y dáselos a nosequien todo el rato.

    ResponderEliminar
  9. Pero imagino que es por que esas misiones secundarias sirven para extender la historia u obtener cosas interesantes, en Xenoblade la mayoría no sirven para nada (bueno, para conseguir experiencia y afinidad), por eso creo que para muchos es mejor pasarse primero el juego para seguir la historia (50-60 horas) y luego hacer el "New Game Plus" para conseguirlo todo y matar a los enemigos finales secretos.


    Pero bueno, que tampoco soy nadie para hablar, que soy de los cabezotas que no esperó a la segunda partida para hacerlas xD

    ResponderEliminar
  10. Uau, coincido al 100% con todos los puntos, y además los explicas perfectamente. Ya no necesito hacer jamás un post sobre por qué puedo llegar a abandonar un juego. Tal vez me faltaría el apartado de "durante unas semanas no pude jugar y luego al retomarlo no me acordaba de nada" xD.

    ResponderEliminar
  11. La segunda y la última son las que más me desesperan. De la segunda no me hace mucha gracia que para aumentar la dificultad del título en lugar de mejorar a los enemigos (IA, Cantidad o lo que sea) te pongan simplemente los Save a mil kilometros uno de otros, el problema aquí suele ser sobre todo cuando mi mujer "me invita" a hacer algo y no puedo grabar la partida en el momento ¬¬




    De la última pues lo que ya ha dicho Leni, me gustan los juegos difíciles e incluso muy difíciles, pero al menos explícame que tengo que hacer...

    ResponderEliminar
  12. ¡El giro de historia final te vá a dejar con el culo torcido! Ya tienes una excusa para terminarlo

    ResponderEliminar
  13. A mí el agobio me vino con el Morrowind, entre que no habia monturas y el "transporte público" era diferente en cada parada... ni toda la familia Bolsón y Gamyi juntas se debieron meter tanto viaje a pie como mi Dunmer.

    ResponderEliminar
  14. Pues en lo que respecta a los cliches, todos los generos tienen sus cliches por ejemplo: los shooter son tipos que desayunan esteroides y con cara de badass que le disparan a lo que se mueva y son capaz de matar a su mama si la mision asi lo pidiese, tampoco se queda por atras los JRPG el caracter de los personajes ya muchas veces trillados (como los emos), pelear con monstruos que camina por el mapa para levelear y poderle partirle el culo al jefe, encuentros al azar que a veces nos toca las pelotas, bueno lo que importa es poder disfrutar del juego, ya sea por que aporta un novedoso gameplay o su historia es deslumbrante y magica o innovan en un determinado aspecto.

    Por ejemplo algo que disfruto de los Tales of (JRPG) es que le agregan elementos diferentes a su gameplay, lo que hace que en cada entrega su sistema de batalla sea novedoso y entretenido, (TP, CC, Chain LInks, Fonon Fields, Unison, Extensiones, Burst Artes, Etc, Etc)

    ResponderEliminar
  15. Uff me paso exactamente igual que a ti con el Fallout. Un año abandonado tras salir del refugio!

    ResponderEliminar