Análisis Shovel Knight La hipnótica belleza del píxel Lo que es arte y lo que no es arte Así viví la gran guerra: Super Nintendo vs Megadrive Análisis Hyrule Warriors

Análisis Super Smash Bros for Nintendo 3DS

Si tuviera que definir con una sola palabra Super Smash Bros for Nintendo 3DS esa palabra sería "milagro". Me parece un auténtico locurón que Nintendo haya metido una cantidad tan bestial de material en un cartucho que funciona a base de dejar a la 3DS bajo mínimos (creo que no funciona ni el navegador cuando se está ejecutando). Se que empezar así un artículo deja poco a la imaginación, pero es que francamente estoy impresionado, todos conocemos el mimo con el que trata Nintendo a esta saga pero tenía mis dudas sobre si el paso a la portátil podía suponer un handicap demasiado grande para el juego de Sakurai. Nos encontramos ante un Smash Bros de pleno derecho.

GUIA PARA TENER UNA RECREATIVA EN CASA

Con motivo de un encargo que tengo casi finalizado, más la restauración de mi propio mueble, tenía pensado crear una entrada para explicar paso a paso como montar tu propia recreativa en casa, pero sería la enésima vez que lo hago y no quiero ser repetitivo. Así que hoy no voy a explicar como haceros una recreativa -al menos no en detalles- y sin embargo si seguís leyendo podréis ver cuales son los mayores obstáculos que os podéis encontrar y los detalles que deberéis tener en cuenta.


Titanfall, amor y odio

Call of Duty Advanded Warfare está llamando a la puerta y Titanfall está pegando palos de ciego sacando DLC’s de tres en tres mapas a precios de escándalo. El último es el IMC Rising y lamentándolo mucho, me he negado a pasar por caja.

Así viví la gran guerra: Super Nintendo VS Megadrive

Las cosas como son, las supuestas guerras de consolas de hoy en día tienen menos tensión que un prejubilado de Bankia tomando el sol en El Caribe. Ahora son batallas casi absurdas ya que tanto las consolas de Microsoft con las de Sony se apoyan tanto en títulos multiplataforma que carecen de total identidad propia. A Nintendo ni la cuento ya que es como la España franquista en la Segunda Guerra Mundial, no entra en la batalla global pero a sus "súbditos" los tiene atados en corto la hija de puta. Cuando la Gran N y la siempre adorada SEGA se repartían el pastel el tema era distinto, Super Nintendo y Megadrive eran consolas tan distintas, con un carácter tan marcado y con una cantidad de exclusivos tan grande como diferentes entre ellos... que el tema se volvía prácticamente algo personal. Si hubiera habido foros entonces los de hoy parecerían la casa de Mickey Mouse.

Lo que es arte y lo que no es arte

Mucho se habla sobre los videojuegos y el arte, dos términos que cada vez más se intenta meter juntos, a veces con calzador y a veces con razón y sentido. “¡Los videojuegos son arte!” dicen unos. “¡Los videojuegos son ‘matamuch’!” dicen otros. Por una vez, y sin que sirva de precedentes, no voy a ponerme en plan radical defendiendo a un bando a capa y espada y cagándome en el otro, sino que me cagaré en ambos.

La hipnótica belleza del píxel

La etiqueta "graphicwhore" se suele usar despectivamente para señalar aquellas personas obsesionadas con el rendimiento gráfico, resoluciones, efectos de partículas, oclusión ambiental, antialasing 5000x... Sin embargo normalmente los amantes de la estética pixelada nos libramos de ella, cuando nos dejamos llevar de igual manera por unos elementos gráficos que nos hacen tilín. No es que solo se valore eso, pero a mi me pasa que cuando un título es de una marcada belleza pixelada como mínimo logra llamar mi atención y tiene muchas más posiblidades de que me tire a la piscina.