Archivo: The Future is Now FF VII Remake: Ten cuidado con lo que deseas Hatred. Todo vale Pillars of Eternity: La promesa cumplida Mi primera semana con PC Engine

Nintendo Classic Mini y tu cuñao.

Si no vives en un universo paralelo sin Twitter o Facebook te habrás enterado de que Nintendo ha decidido sacar una versión "cuqui" de su añorada NES con 30 grandes clásicos en la memoria.
Como todo lo que hace Nintendo ha traido cierta controversia, el aparato va a costar 60€ (2€ por juego sin contar la máquina ni nada, no me parece mal), es un formato cerrado y se puede discutir mucho sobre el movimiento y el producto en sí, pero vivimos en España, y la mayor crítica hacia el sistema ha sido desde el primer momento "lo que te da esa consola te lo da X aparato GRATIS".

Donut Be Salty, el juego que emocionó a nmlss (y no se emociona con nada si no sale en Xbox ONE).

Quitamos el polvo al blog para presentaros el trailer del juego de nuestra queridísima y admirada Ziggy (y otras tres personas que no conocemos).


Para los que no lo sepáis Ziggy está estudiando para ser desarrolladora de videojuegos, y una de las asignaturas requería que hicieran una demo de lo que sería un juego comercial, este es el trailer que acompaña a la demo, yo he probado varias betas y la verdad es que está mejor que muchísimos títulos publicados en las distintas tiendas de apps.
Solo rezo para que no acabe currando en Mercury Steam y desaprovechando todo su talento cargandose sagas ajenas.

Sonic Team, más allá del erizo azul.

Pues estaba yo babeando con mi autoregalo de cumpleaños cuando me he dado cuenta de que, quizás, para mucha gente el Sonic Team sea un auténtico desconocido, más allá de relacionar el nombre del equipo directamente con Sonic (como es normal), y me he animado a juntar unas lineas para hablaros de algunos de los otros juegos que han salido de uno de los estudios más icónicos de SEGA.
Porque además de haber desarrollado prácticamente todos los juegos de la saga Sonic (incluso rarezas como Knuckles Chaotix) son los responsables de algunos de los mejores juegos que nos ha dado la compañía japonesa antes de su definitivo declive. No es que la lista sea muy extensa, pero merece mucho la pena ser repasada.

Castlevania 64, mejor de lo que recuerdas

Castlevania 64 es un juego que tiene mala fama, quizás una injusta mala fama, hay varios factores que hacen que se mire al título de Konami para Nintendo 64 con el ceño algo fruncido, y el principal creo que es que las zonas plataformeras tienen una fama (por injustas) mucho más allá que la fama que tiene el global del juego. Otra razón es porque, a pesar de ser en 3D, es un Castlevania clásico, no es un metroidvania como había sido el legendario Symphony of the Night, y quizás la gente esperaba algo más continuista con respecto al título para Playstation y Saturn.
Tras rejugarme estos días he de decir que me ha sorprendido, ya que me ha gustado más de lo que recordaba, y tiene un montón de virtudes que parece que han quedado en el olvido.

Nintendo se mete al cine ¿Qué puede salir mal?

Son tiempos convulsos en Nintendo, la compañía de Kyoto está sumida en una restructuración que a los fans nos tiene más o menos preocupados, no sabremos que quedará de la añeja Gran N dentro de un par de años, pero sí sabemos que Nintendo está dando pasos que se alejan a su espíritu tradicional y se acercan más al mercado actual. En medio de todas estas dudas Tatsumi Kimishima anuncia que Nintendo está dispuesta a llevar a sus franquicias a las pantallas de cine, aunque, en principio, serán películas de animación (tanto tradicional como 3D) y no incursiones en el cine de actores de carne y hueso. La idea no es mala de por sí, pero si me plantea unas cuantas dudas respecto a como afectara esto a los consumidores tradicionales de Nintendo, o sea, los jugones.

Sunset Overdrive (XBox One). ¡El suelo es lava!

No seré yo el que intente resucitar este santo blog, que lleva en coma desde no se sabe ya ni cuánto, pero me apetecía escribir una de esas entradas que aportan poco o nada y caerá en saco roto. Que quería hablar de Dostoievsky Sunset Overdrive, uno de los juegos que han pasado más desapercibidos de esta generación.

Cuando Romero te pone ojitos...

Normalmente estoy acostumbrado a mirar con desdén a Leni por participar en millones de Kickstarter de juegos con la palabra Dungeon en algún lado, miles de millones de euros que habrá puesto el tío en juegos sin gráficos (como diría el gran Coronel Petunio) de los que no sabrá nada hasta 3 años después (y que se quedarán en su biblioteca de Steam muertos de asco).
Pero bueno, después de este ataque gratuito a mi compañero he de decir que hoy yo he pasado por el aro del Kickstarter, cosa que no he hecho nada má que una vez (Retromaniac Magazine) y nunca para un juego, ni siquiera con Inafume u otros ilustres de por medio.

Bravely Second, el cuento continua.

Bravely Default supuso para mi una maravillosa vuelta a los JRPG de fantasía al más puro estilo Final Fantasy IX (por nombrar uno que le venga fácilmente a la cabeza a todos), una vuelta que muchos demandábamos desde que se pusieron de moda las divas del pop y los hombres con camiseta escotada en los juegos de rol japoneses. Es cierto que el juego no era perfecto, aunque a mi en su momento prácticamente me lo pareció, y quizás una zona final algo extraña empañaba las anteriores decenas de juego que para mi eran, simplemente, perfectas.

Banjo - Tooie, cuando RARE todavía dominaba el mundo.

Hacía mucho que no me animaba a escribir, de hecho se podría decir que el blog está muerto desde hace meses y quizás este texto caiga en saco roto, pero mientras tengamos el dominio me niego a publicar en otro lugar que no sea este.
Dicho esto me vuelvo a animar a escribir porque me he vuelto a animar a jugar a cosas de las que, quizás, ya no se escriba tanto, bueno, realmente me he vuelto a animar porque me ha vuelto a dar una fiebre muy mala con Nintendo 64 y estoy jugando mucho a la que es mi consola preferida.
Uno de los juegos a los que he estado jugando últimamente es Banjo - Tooie, secuela del genialísimo Banjo - Kazooie que no llegó a tener tanta fama por el momento en el que salió al mercado, en el fin de ciclo de la maravillosa consola de 64 bits.

Guía de consejos para Nuclear Throne de alguien que no tiene ni idea de jugar a Nuclear Throne

Hoy me he levantado solidario y emprendedor. A las 8:02 ha sonado el despertador y me he tirado los 5 minutos de rigor en la cama haciéndome a la idea de que hasta que Podemos no gobierne este país, tengo la obligación de ir a trabajar para ganar algo de dinero. Salgo de la cama, me visto con la ropa previamente preparada la noche anterior (no hay que dejar nada a la improvisación un lunes a las 8:07 de la mañana), me higienizo y adecento facial, capilar y bucodentalmente, salgo por la puerta de casa y para mi amarga sorpresa, me encuentro de frente con un apocalipsis térmico de 7 u 8 grados. Vale, quizá para vosotros no sea gran cosa, pero esa temperatura para un valenciano débil y friolero como yo a las 8 de la mañana es como si en Rusia hiciera 150 grados bajo cero y los rusos se vieran obligados a ponerse una rebequita.